jueves, 14 de mayo de 2020

Galletas danesas de mantequilla



Estas galletas posiblemente sean unas de mis perdiciones. De todas las galletas existentes, me quedo con las de mantequilla sin dudarlo, así que quiero compartir esta deliciosa receta al estilo danesa con vosotros.

Mi yo de pequeña lloraba de felicidad cada vez que venían a visitarnos a casa y traían estas cajitas como regalo. Era como una caja llena de oro. Duraban apenas unos días ya que me comía sólo una... detrás de otra. Mis padres y mis hermanas siempre han tenido más fuerza de voluntad que yo. Cuando se acababan se convertía en una caja para guardar cualquier cosa menos galletas. Así que si crees que eras el único que se desilusionaba cuando las abría pensando en encontrar deliciosas galletas y de pronto se encontraba un montón de cosas de costura... no.. no estabas solo. Han jugado con nuestros sentimientos desde tiempos inmemoriales.




En algunos países las preparan para la época de navidad, pero realmente las podéis preparar cuando queráis. Son perfectas para cualquier estación o festividad del año.




Ingredientes: (para unas 50 galletas aproximadamente)
  • 200gr de Mantequilla en pomada
  • 320gr de Harina normal
  • 130gr de Azúcar glass
  • 1 Huevo
  • 2 Cucharadas de extracto de vainilla

Mientras empezamos a hacer la masa, encenderemos el horno a unos 200ºc, así lo tendremos preparado para hacer la primera horneada en cuanto acabemos. 

Podéis usar una batidora con varillas eléctricas o a mano, si lo hacéis con varillas eléctricas obviamente tardaréis menos. Iremos mezclando paso a paso para asegurarnos de que la masa se quede de lo más cremosa y ligada posible. Lo primero que mezclaremos será el huevo con el azúcar glass, y el extracto de vainilla. Nosotras usamos nuestra esencia de vainilla especial, que muy pronto os enseñaremos a hacer, pero podéis usar extracto concentrado de vainilla, que lo venden en botellitas, o si no, podéis raspar un par de vainas de vainilla, hay muchas opciones y todas válidas.



Cuando esté todo bien mezclado añadiremos la mantequilla en pomada. Es importante la mantequilla que usemos, ya que es la que le va a dar el sabor a las galletas. Nosotras hemos usado una mantequilla de estilo irlandesa que han traído al lidl y tiene muy buen sabor, pero podéis usar la que más os guste. Sólo recordar que tiene que ser alta en grasa. Volvemos a mezclar y luego añadimos la harina tamizada. Esto ayudará a que no se formen muchos grumos. Seguiremos mezclando hasta conseguir una masa muy cremosa.



Ahora cogeremos la bandeja del horno y nuestra manga pastelera con la boquilla que más os guste y la rellenaremos de masa. Nosotras hemos optado por esta de 5 puntas, no es muy grande, pero al hacer nuestras formas parecen como si fueran rosas. Con esto realmente tenéis vía libre artística, si queréis hacer bolitas y luego aplastarlas, hacer palitos, estrellas, rosquillas..... experimentad!! La manga es vuestra amiga.


Metemos la bandeja en el horno y esperaremos de entre 8 a 10 minutos, o hasta que veamos que empiezan a dorarse. Recordad girar la bandeja si veis que las del fondo se van tostando más.

Con la ayuda de una espátula colocaremos nuestras galletas sobre una rejilla para que se enfríen y... ya podréis hincarle el diente!! Están suuuuuper ricas, de todas las que he probado a hacer esta es la mejor de todas. Son suaves, crujientes y la masa es perfecta. No es granulosa ni se desmoronan fácilmente. También podéis decorarlas con chocolate o con pequeños pegotitos de mermelada si queréis. 



Así que la próxima vez que os inviten a tomar café en casa de familiares o amigos, en vez de pasar a comprar una caja de pastitas atrévete y sorpréndeles con éstas caseras. Les encantarán... si llegan a salir de tu casa.





0 comentarios:

Publicar un comentario