jueves, 5 de octubre de 2017

Kimchi de Uva - 포도 김치


Sí... estoy muuu loca, puedo escuchar vuestras voces desde aquí porque soy perfectamente consciente de que receta me la estoy inventando, pero es que está deliciosa y sería una lástima que os la perdiérais 😊

Ya os contamos hace tiempo que el kimchi es desde hace algunos años un alimento patrimonio de la Unesco y que tiene infinidad de propiedades. Aunque el más conocido es el de col china, se puede hacer kimchi casi de cualquier cosa, pero que yo sepa aún no había registros de uno de uva...así que ya era hora de inventarlo.

Tradicionalmente la uva la consumimos casi exclusivamente en postres o bebidas y como algo excepcional, formando parte de alguna salsa para acompañamientos (casi siempre en formato pasa) o en aperitivos emparejadas con queso...algunas personas sólo las consumen para Nochevieja. Mi abuela era especialista en hacer las uvas en aguardiente y mi madre continúa la tradición. Pero aprovechando que estamos en época del Chuseok y que en España tenemos unas uvas maravillosas que podemos encontrar en el mercado todo el año, os vamos a enseñar a hacer este estupendo kimchi de uvas con el que participamos en el concurso ¡Tenemos a nuestras uvas olvidadas! para que veais que la uva sí que puede ser protagonista.


Fotografía de uvasdoce
Igual que el kimchi de pepino, que no se deja fermentar y es para ser consumido en el momento o en pocos días, apenas vas a necesitar 5 min para preparar esta receta que puedes poner de aperitivo o banchan. También puede ser la protagonista simplemente acompañada de arroz blanco, que es como más me gusta. ¿Te atreves?


Ingredientes (por persona):
  • 100 - 150g uvas (vale cualquier tipo)
  • 2 chda. salsa de pescado
  • 1/2 cdta. ajo
  • 1 cdta. cebollino
  • 1 cdta. copos de picante coreano: gochugaru - 고추가루 
Opcion vegana: cambia la salsa de pescado por salsa de soja.

Como ya os comentaba que es para consumir en el momento o al otro día, no se suele hacer mucha cantidad, casi la que se vaya a gastar, así que os damos la cantidad por persona si lo vas a acompañar sólo de arroz, o para dos personas si lo pones de aperitivo.

En un tazón prepararemos el aliño. A un par de cucharadas soperas de salsa de pescado o de soja, añadiremos el ajo machacado, o si lo prefieres ajo seco, y los copos de picante. Cuando se preparan pocas cantidades, quizás el ajo seco os resulte más fácil de cuantificar, además de que es más suave al sabor final. Terminamos añadiendo unas ramitas de cebollino picadas. ¿Sábes que puedes plantar en casa tu propio cebollino? Sólo necesitas una maceta pequeña y una esquinita libre de una ventana donde reciba bien la luz, nuestra maceta tiene ya 7 años, así tendrás cosecha disponible todo el año.




Escoje el tipo de uva que más te guste, vale cualquier tipo blanca o roja, pero que sean bien dulces y estén muy frescas y firmes. Lávalas y dejalas secar. Si son pequeñas las puedes dejar enteras y si son más bien grandes córtalas por la mitad. Ya sólo queda mezclarlas bien con el aliño.




Puedes servirlas con un poco de semillas de sésamo o de más cebollino picado por encima. La mezcla de salado, dulce, picante, tierno pero crujiente a la vez...es casi mágica. Pruébalas con el pescado o la carne a la brasa, le dan un toque genial!!

¿Te han sobrado muchas uvas sin usar? Haz este estupendo Ajoblanco para refrescarte en los días de calor que aún nos quedan por pasar 👍





0 comentarios:

Publicar un comentario