jueves, 30 de julio de 2015

Croque-monsieur / Croque-madame


Lo siento, pero la receta de esta semana TAMPOCO es de dieta, así que si no te ves con fuerzas de voluntad para resistirte, será mejor que dejes de leer en este preciso momento, te desconectes de internet, te encierres en casa y bajes las persianas...

La primera vez que probé este plato fue el 'superauténtico' del tirón, así que como ya sabéis lo porculera que soy a estas cosas, ya si no está perfectísimo, no lo quiero. Estábamos la becaria, el pata chula y yo... era Marzo, hacía un frío de coj*nes, pero estabamos en la bellísima ciudad rosa, en Touluse a la hora del almuerzo y éso eclipsaba casi todo lo demás. La verdad es que la coincidencia no es que fuera idílica, pero casi, porque el barecito estaba en una esquina que daba a una plaza preciosa con un tiovivo súper antiguo que aún segue en funcionamiento.


Ésta receta se originó en París a principios del siglo pasado y desde entonces es uno de los sándwiches más conocidos mundialmente. Tiene diferentes variantes dependiendo del país, pero la más conocida (y mi favorita) es el croque-madame...el nombre le viene del tocado que llevaban las damas de aquella época.


¿Tiene pinta de cómodo eh? Aunque la indumentaria de la época era de lo más rebuscada, la receta no lo es para nada, ¿vamos?


Ingredientes:
  • Pan de molde
  • Jamón cocido/ lomo/ pavo/ pechuga de pollo...
  • Queso emmental o gruyere
Bechamel: 
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • Pimienta 
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Cebolla (opcional)
y si quieres hacer la croque-madame:
  • Huevo

Primero prepararemos la bechamel. La cebolla es opcional pero le da el toque de la diferencia, si no os gusta la quitáis, si no, la picáis muy pequeñita y la ponemos a pochar con un poco de sal. En cuanto esté translucida añadimos un par de cucharadas de harina y la rehogamos para que no sepa a crudo.



Después iremos añadiendo la leche poco a poco removiendo bien para que no queden grumos. Para finalizar, rectificamos de sal, un poquito de pimienta y otro poquito de nuez moscada rallada a gusto. La bechamel también la podéis encontrar ya hecha en el supermercado, incluso hay un sustituto vegetal de textura similar, ya como veáis más cómodo.


Untaremos las caras interiores del pan de molde con la bechamel, añadiremos una buena capa de queso a gusto, del que prefiráis pero que sea de fácil fundición, si no encontráis emmental o gruyere también podéis usar mozzarella o cualquier otro.



Luego añadiremos el jamón cocido o la carne que hayáis escogido y lo cerramos.

La cara superior del sandwich también lo untaremos bien de bechamel y añadimos más queso.


Lo pondremos en el horno unos 10-15min, el tiempo necesario hasta que el queso se funda y dore un poco. ¡Listo! ¿Fácil no?...pues más bueno está!!!!

Si queréis hacer el croque-madame sólo tenéis que añadir un huevo frito o a la plancha cuando lo saquéis del horno....una auténtica delicia perfecta para cualquier hora del día ;)



¿Lo habíais probado antes? ¿cuál es vuestro sandwich favorito? Próximamente os enseñaremos otra variante salada de esta receta y otra versión dulce de ésas que te ponen los ojos del revés cuando la pruebas jajajja . ¡Hasta la semana que viene!




1 comentario: