viernes, 5 de septiembre de 2014

Licor de Litchi



¡Pues claro que sí! Con los licores también nos atrevemos, no son nada difíciles y quedan geniales para preparar cócteles a las visitas, en ocasiones especiales o incluso como base para otras recetas. Además, aunque hoy estemos en alerta naranja por altas temperaturas, mañana nos estamos comiendo las uvas ....y lo sabéis. 

Esta vez he escogido una fruta que me encanta, los litchis o lichis en castellano, lychees en inglés y  荔枝 (pinyin: lìzhī) en su idioma original. Es una fruta originaria del sur de China que crecía de forma salvaje, pero hay registros de su cultivo desde el 2000. a.C., ya ha llovido... Así que ahora la podemos encontrar en todas las zonas de cultivo subtropical, incluida la Axarquía (es que nos metemos en todos los fregaos). Desde que se plantan hasta que empiezan a producir pueden pasar perfectamente 5 ó 6 años, pero se vende cara y éso es lo que nos interesa a los agricultores. 

Desafortunadamente, casi toda la producción va para exportación y no son fáciles de encontrar en las tiendas normales y si la encuentras llegan a estar a precios casi prohibitivos para los tiempos que estamos. Sin embargo, para esta receta necesitamos muy poca cantidad, así que no es excusa para no probarlo, es más, los que hemos usado son cortesía de mi hermano gemelo el 'pata chula' porque nuestros árboles se perdieron en una de las últimas heladas sniff sniff.



Los que hayáis probado antes los litchis ya sabréis que es una fruta muy aromática. La piel es dura y áspera, pero su carne recuerda a la textura de la uva aunque con un sabor bastante más exótico. Se pueden usar crudos o cocidos, en recetas dulces o saladas, aunque como más me gustan es solos al natural...toda una explosión de sabor en tu boca.

Tienen muchas propiedades beneficiosas para nuestro organismo y se utiliza mucho en la medicina tradicional china. Os dejo un pequeño detalle de la web, lo que viene siendo crtl+c  y ctrl+v de toda la vida, o un copia y pega para el resto:

Beneficios del lichi

Es una fruta que por su alto contenido en vitamina C se recomienda su consumo en aquellas personas que se encuentren en riesgo de sufrir carencias, sobretodo en personas que no toleran los cítricos u otros vegetales ricos en esta vitamina.
Destaca la acción antioxidante de esta vitamina, por lo que es una fruta útil para personas con colesterol alto, porque inhibe la oxidación del denominado como colesterol malo.
Es igualmente rico en potasio y sumamente bajo en sodio, por lo que su consumo se aconseja a su vez a personas con hipertensión arterial.
Es una fruta útil para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ayudando a cuidar el corazón y a proteger los vasos sanguíneos.

Beneficios nutricionales del lichi

  • 100 gramos de lichi aportan solo 75 calorías.
  • Agua: 82 g.
  • Hidratos de carbono: 16,5 g.
  • Proteínas: 0,85 g.
  • Grasas: 0,45 g.
  • Fibra: 1,3 g.
  • Azúcares: 15,22 g.
  • Vitaminas: especialmente rica en vitamina C, ácido fólico, vitamina K, vitamina B1, B2, B3, B5 y B6.
  • Minerales: rica en potasio, calcio, hierro, magnesio, fósforo, cobre y zinc.



Ingredientes:
  • 250g  litchis
  • 4-6 cucharadas soperas de azúcar no demasiado colmadas, o su equivalente en edulcorante o fructosa
  • vodka
  • 1 botella mona...de cristal a ser posible.

Es muy fácil de preparar, sólo tenéis que limpiar la fruta desechando piel y huesos. Una vez limpia la carne, la trituraremos muy bien y usamos un colador fino para separar el zumo de la pulpa (que no se tira, la puedes comer sola aunque estará algo seca, o mezclarla con yogurt u otros zumos...tirar no se tira ná de ná, que te castiga er zeñóh). 




Con ayuda de un embudo verteremos el zumo de litchi, añadiremos el endulzante que prefiramos y terminamos rellenando la botella con vodka. Usamos la base de vodka porque es un licor sin sabor que no estropea el aroma de ninguna fruta. Mi botella es de unos 750cc, así que la proporción es 1 de zumo por 2 de licor, pero si eres ruso quita el zumo y si eres campanilla quita el vodka...que te vas a comer todas las paredes como eches a volar.





Se puede servir casi inmediatamente, siempre MUY frío, pero está mejor si lo dejas reposar unos días. Por el alto contenido en alcohol, puedes mantenerlo durante años sin problemas sin necesidad de nevera. Con el tiempo se asentará, hay que agitarlo antes de servir. Nuestra tanda de licores con frutas de verano ya está reposando a la espera de las Navidades, enviadnos vuestras fotos para todos vean vuestras creaciones, ¡ánimo!





Información sobre beneficios | Natursan

2 comentarios:

  1. os acabo de encontrar y eso de hacer el licor no lo sabia (me molaa) lo unico que he echo son cerezas con aguardiente y de no muy alta graduacion aqui no hay del bueno jajajaja.

    ResponderEliminar
  2. El aguardiente está bien como base, pero deja sabor anisado...así que según con qué frutas no pega. Aquí tenemos costumbre de usarlo sólo para las uvas. El vodka en cambio no tiene nada de sabor y se infusionará con cualquier cosa que le eches, da igual aunque sea del barato, nosotras hemos usado el más económico de Lidl. Próximamente os enseñaremos a hacer el licor de chocolate.

    ResponderEliminar